Campaña de mentira y terror

Artículo de opinión

Campaña de mentira y terror

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo.
YVKE Mundial/ Beltrán Haddad

Una campaña de información mentirosa contra Venezuela se ha desatado en el exterior y se encuentra en el momento más álgido. En verdad el país vive una situación de acaparamiento, especulación y alta inflación que no han podido contener. Aunado a ello se dan otras situaciones y carencias en servicios públicos, como la electricidad, unas por consecuencias de fenómenos naturales, otras inducidas y muchas otras por errores cometidos; sin embargo, ese escenario de crisis en la vida del venezolano es presentado al mundo bajo una manipulación de la información, dando a entender que en nuestro país hay hambruna, que nos estamos muriendo de hambre o nos matan en las calles, que no hay libertad de expresión sino represión; que vivimos en dictadura y en una situación catastrófica porque, por ejemplo, es imposible conseguir una hamburguesa. Esto es lo que informan de nosotros. En otros países piden en las calles porque tienen hambre y no consiguen trabajo; familias enteras son sacadas de sus hogares por no poder pagar la hipoteca o el alquiler y muchos jóvenes son perseguidos, muertos o desaparecidos y de estas violaciones de derechos humanos esa prensa abominable no dice nada. De mi país no informan de su desarrollo social en educación gratuita, vivienda y salud, ni de los millones de pensionados o de los derechos sociales alcanzados por los trabajadores, sino que se empeñan en una campaña de mentira y terror mediático. 

Hace un tiempo apareció en el mundo de la prensa, luego de aquel “Un solo mundo, voces múltiples”, la interrogante: ¿informar a la opinión, gobernarla o manipularla? Por supuesto, se hizo ante la arremetida de grupos poderosos que dirigen el imperio de la información y utilizan la manipulación no solo para el chantaje o el odio, sino también para instigar y hacer la guerra; pero ahora, para desestabilizar gobiernos o promover la intervención y agresión en cualquier país, o la nueva técnica del “golpe suave”. El caso venezolano es preocupante y llama la atención porque pareciera que es el único país con problemas, no los de Europa o países cercanos. Es como si nos colocaran en una gran depresión, igual o peor que la de Estados Unidos a comienzos de 1930. Pero no es así, son otros intereses que están en juego y en connivencia con sectores de oposición que hacen en el exterior lo que ningún otro nacional hace contra su propio país.

Abogado

/N.A

Contenido Relacionado: 

Etiquetas:

Categoria:

Dejanos un comentario