Café La Paz: Experiencia de desarrollo de cortos cinematográficos

En Unearte

Café La Paz: Experiencia de desarrollo de cortos cinematográficos

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Alba Ciudad
YVKE Mundial/Alba Ciudad

La actriz y periodista Irabé Seguías nos hace llegar este hermoso relato en torno a las experiencias en la unidad curricular Dirección de Cine III en la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte), contando con el apoyo de seis directores y sus estudiantes en un trabahjo de colaboración con otros docentes y estudiantes. La cátedra está a cargo de la profesora y cineasta Efterpi Charalambidis.

Es un proyecto que surgió como evaluación para la unidad curricular Dirección de Cine III en Unearte, cuya cátedra está a cargo de la profesora y cineasta Efterpi Charalambidis. Con ella y varios de los directores tuvimos la oportunidad de conversar sobre este proyecto en el primer día de rodaje, el cual tendrá una duración de cinco días.

Según Charalambidis, Café La Paz es una experiencia para la cual se ha montado un set, una locación fija en la que ocurren diversas historias mínimas, en parejas, a partir de un trabajo previo en el cual cada quién llevó una historia. Se hizo una lluvia de propuestas y con ese material ella escribió un guión cinematográfico, el cual fue aprobado por todos. Así han venido trabajando hasta el día de hoy, que inicia el rodaje.

Son seis directores: Simón Morales, Rebe Ramone, Kebin Adrián, Enyerson Durán, Alexander García y Jeilin Espinel. Sus estudiantes, cada uno de ellos asumiendo dos o tres roles; un trabajo de colaboración en conjunto con otros estudiantes de diferentes menciones y docentes de Unearte, quienes también se han sumado, y forman parte del equipo de al menos treinta personas.

Charalambidis considera que es un primer acercamiento a un sueño que ha tenido desde hace tiempo, que es convertirlo en un verdadero laboratorio, un intento, un lugar donde “ellos” puedan experimentar en todo el ámbito de lo creativo, no solamente como directores sino también en lo que respecta a arte, la construcción de un escenario, la ambientación, sonido, producción, todos los requerimientos , fotografía desde el montaje de luces y actuación , que ellos como directores puedan desde lo vivencial experimentar el trabajo de los actores ante las cámaras.

Esta experiencia de trabajo mancomunado, gratificante para todos porque los ha unido en retos importantes como hacer que cada una de las historias, cada una de sus visiones pudieran unificarse en un trabajo coral y dar paso a la consolidación de un espacio donde han podido “ crear libremente desde las propuestas de planos, vestuario, actuación, llenándonos de lo que significa HACER CINE, de manera colectiva, de manera comunitaria. Historias que parten en algunos casos de las propias experiencias , de la necesidad de plantear lo que vivimos y nos sensibiliza de lo que pasa en nuestro país ” acota Jeilin Espinel una de las estudiantes , directora y asistente de dirección del proyecto.

Extraordinaria manera de asumir el proceso de enseñanza y aprendizaje, desbordados, generosos, creativos nos dan muestra de que no hay límites cuando la voluntad y el talento se imponen; Así, Café La paz con su calidez inaugura el LABORATORIO DE CINE EDMUNDO ARAY en Unearte

¡Qué viva nuestro Cine Venezolano!
¡Qué vivan los estudiantes !

 

Categoria:

Dejanos un comentario