Artista Siul Rasse engalanará la vitrina con “CrEaturas Rítmicas”

Con un mural paralelo

Artista Siul Rasse engalanará la vitrina con “CrEaturas Rítmicas”

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Mincultura
YVKE Mundial/Mincultura

Con una mezcla hipnotizante de luces, colores, trazos diversos y collages, la artista originaria de La Guaira defiende su visión de la vida microscópica y celular en una exposición de 28 obras de su colección. Además del despliegue artístico de la vitrina, contará con un mural paralelo que complementa su universo orgánico y celular.

Siul Rasse, una mujer de líneas y colores

Nacida en el seno de las costas venezolanas, en La Guaira en 1988, se interesó desde muy pequeña en las artes visuales. Comenzó estudiando arquitectura como profesión, trabajó como dibujante de planos hasta el 2007, cuando decide ingresar al Instituto de Estudio Superiores en Artes Plásticas Armando Reverón, actualmente UNEARTE, para estudiar “Artes Plásticas” y se gradúa como artista plástica tras presentar su trabajo especial de grado “Capas Colorítmias, estudio sobre la especialidad cromática de la pintura”.

Desde entonces se ha dedicado en pleno a la ejecución de su carrera artística, experimentando con el mundo de la restauración pictórica y la creación. Sus obras se caracterizan por la presencia de líneas abstractas y colores marcados.

CrEaturas Rítmicas, la destrucción como forma de creación

Desde el 28 de febrero, hasta el 17 de mayo de 2019, será la encargada de darle vida a las vitrinas con su exposición.

Con su obra, muestra parte de su universo, un espacio que comienza desde la vida microscópica y celular más diminuta, la cual crece y se desarrolla en todas sus formas y funciones, alcanzado un abordaje del espacio que escapa del marco común de las cosas, los seres o criaturas que retrata se desbordan del área que los contiene y transforma en curvas y movimientos el impulso natural de la vida.

La exposición consta de 28 obras de su colección privada. Rasse utiliza sus propios collages re-construidos, recortados e incluso sobrepuestos con el propósito de crear una imagen única y personalizada de su propio mundo. “Destruir para componer, como un nuevo renacer”, es el concepto que utilizó al momento de diseñar su obra.

“Estos collages parecen -pero no representan-, micro bacterias y micro organismos. Son organismos vivos, células que se reproducen constantemente. Un ciclo de vida interminable”, explicó la artista quien busca con sus collages y sus experimentos con el tejido y los murales “trascender del espacio” y ampliar su campo de expresión.

CrEaturas Rítmicas, plantea el concepto de obra abierta donde la artista reutiliza sus dibujos y trabajo gráfico mediante el collage, destruye para descomponer y luego construye para componer, encontrándose a la provocación del azar, lo indeterminado, lo probable, lo ambiguo y lo indefinido; la reacción, por consiguiente, de la sensibilidad. El espectador de manera activa en la receptividad, en respuesta sensible, consciente de ello o no, a las sugestiones de la matemática, de la biología, de la psicología o de la lógica, tiene un grado de libertad en lo interpretado.

Categoria:

Dejanos un comentario