Abrazo Carmona – Guaidó

Artículo

Abrazo Carmona – Guaidó

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Referencial
Yvke Mundial/UN/Earle Herrera

El mayor problema de  Guaidó es, primeramente,  Guaidó mismo. A esa carga ingénita que le urge superar,   se le viene a sumar el letal apoyo  de Carmona Estanga, su  colega en eso de autoproclamarse, autojuramentarse y otros autos. Para desquitarse de aquel mabitoso “te queremos, Pedro”  de 2002, “El Breve”  exclamó desde Bogotá con sádico regodeo:  ¡Te queremos, Juan!

El interino ya empezó a incumplir promesas  y a echar  carros a sus fans. Es lo peor que puede hacer un político, mucho más si ocupa un altísimo cargo, así este sea de fantasía o de paja: al fin, es  un cargo  y debe cuidar la investidura, incluso las apariencias, como la mujer del César.

La invasión yanqui que prometió en lomo del troyano poni de la “ayuda humanitaria” para el Día de la Juventud, la pospuso. Esto es grave. Ahora el desembarco en esa Normandía en que convirtieron los gringos y sus medios el puente Las Tienditas, será para el 23 de febrero o de marzo o…y así sucesivamente.

En este contexto de invasión incumplida  llega el erosivo abrazo de Carmona, o sea, en el peor momento. Por si fuera poco, se le suma el anuncio de la señora Tintori de que “Leopoldo puede también ser candidato presidencial”. Este no es un mensaje para el chavismo ni  el país, sino exclusivamente para el interino, como quien dice: “No te engolosines, que este es el que manda”.    ¿Lo entenderá o se hará el que no?

Carmona no solo le dio el abrazo del oso a la criatura de ese súper Frankestein que juntos hacen Trump, Pompeo, Pence y Abrams, sino que le aconsejó, vía agencia AFP,  que “debe ceder su puesto en breve”. Y miren si Pedro El Breve tiene experiencia en golpes y zarpazos. Si las cosas no se hacen rápido, sobrevienen los 13 de abril. De esto nadie sabe más que Carmona Estanga.

¿Por qué Pedro El Breve está apurando al interino? El viejo  autoproclamado sabe que la vida política de los autojuramentados es corta.

No lo apremia  por amor a la Constitución, que él se la raspó de un decretazo, sino porque  se le están adelantando Ledezma, Machado y ahora López, según misia Tintori. Como él también aspira -¡ah pues!- no quiere que ahora su 13 de abril se lo propine la misma derecha. Por eso le enseña al interino la puerta de salida, la misma que a él lo llevó a Bogotá.

Earle Herrera
Periodista / Profesor UCV
earlejh@hotmail.com

Contenido Relacionado: 

Etiquetas:

Categoria:

Dejanos un comentario