Índice de pobreza: la nueva cifra que complica a Macri

De cara a las elecciones

Índice de pobreza: la nueva cifra que complica a Macri

Versión para impresiónSend by emailPDF version
YVKE Mundial/La Tercera

Mauricio Macri, que se juega su reelección a fin de mes, recibió este lunes una muy mala noticia. Según cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), el 35,4% de la población figura debajo de la línea de la pobreza. En el segundo semestre de 2018, esta cifra correspondía a un 32%. Sin embargo, la recesión económica y la inflación hicieron que el índice aumentara en un 3,4% en los primeros seis meses del año.

El INDEC estima que 14,4 millones de argentinos son pobres. De estos, un 7,7% son indigentes, es decir, sus ingresos no son suficientes para cubrir una canasta de alimentos para satisfacer sus necesidades básicas.

“Lamentablemente, el nuevo índice va a reflejar la situación que estamos viviendo y aunque ese número duela, hay que mirarlo de frente”, señaló Macri durante un acto oficial.

Eso sí, según los analistas, estas cifras también son un llamado de atención para Alberto Fernández, el principal rival de Macri en las elecciones del 27 de octubre. El kirchnerista superó al Presidente por más de 15 puntos en las primarias abiertas de agosto y tiene como compañera de fórmula a la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015).

“El revertir los niveles de inflación que tenemos, revertir la pobreza a la que hemos llegado y el deterioro salarial es una cosa que demanda tiempo y lo que vamos a hacer es tomar un tiempo para empezar a resolverlo”, señaló el candidato de oposición.

Consecuencias

De acuerdo con los politólogos transandinos, esta podría ser la gota que rebalsó el vaso para Macri, quien ha sufrido una caída en su popularidad en los últimos meses debido a la recesión económica y la inflación que atraviesa el país.

Al principio de su mandato en 2015, Macri prometió erradicar la pobreza, que en ese tiempo alcanzaba un 29%, y pidió que se evaluara su gestión teniendo en cuenta ese objetivo. Sin embargo, esa meta no se ha visto reflejada en los últimos años. Hace algunas semanas, el oficialismo y la oposición aprobaron en el Congreso una prórroga de la emergencia alimentaria hasta fines de 2022. Esta medida aumenta la entrega de alimentos a comedores públicos instalados en los barrios más necesitados.

Alberto Fernández, por su parte, ha dicho que de ganar, su prioridad será manejar la emergencia social. También mencionó que convocará a sindicatos y empresas para intentar llegar a un acuerdo que ayude a frenar la inflación. Sin embargo, la mayor interrogante es de dónde sacará los recursos, considerando las grandes deudas que ha acumulado Argentina en los últimos años.

Luego de la derrota de Macri en las primarias de agosto, el peso argentino se devaluó en más del 20%. Esto se debió en gran parte al temor de los inversionistas de que el populismo kirchnerista volviera al poder, y llevó a un aumento del precio de los productos básicos, lo que afectó particularmente a las clases populares. En los primeros ocho meses de 2018, el alza de los precios de alimentos y bebidas fue de 33,3%.

Macri intentó mejorar el poder adquisitivo de la población, eliminando las retenciones a los sueldos de los trabajadores, el aumento del sueldo mínimo y la eliminación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en algunos alimentos. Sin embargo, los expertos consideran que estas medidas fueron insuficientes, lo que se ve reflejado en las últimas cifras del INDEC.

Categoria:

Dejanos un comentario