Águilas pasó a semifinales amparado en el brazo de Alexis Candelario

Con un 1 a 0

Águilas pasó a semifinales amparado en el brazo de Alexis Candelario

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo
YVKE Mundial/ Prensa LVBP

Luego de dos temporadas, Águilas del Zulia estará presente en las semifinales de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional. Y lo hizo con un gran pitcheo, especialmente de su abridor Alexis Candelario, y una soberbia defensa que no le otorgó ningún tipo de oportunidad a Caribes de Anzoátegui, novena a la que derrotó por blanqueada, la tercera en esta serie de playoff, esta vez 1-0, en el Estadio Luis Aparicio “El Grande”.

Candelario solo toleró trío de inatrapables de la Tribu en seis capítulos, mientras otorgaba cuatro boletos y propinaba tres ponches, para así convertirse en la figura principal del lauro de los rapaces. El relevo aguilucho también hizo lo suyo al solo permitir cuatro incogibles de los indígenas, luego de la salida del dominicano.

“Hoy trabajé bien con mis pitcheos quebrados, con la slider. Ellos tienen buena ofensiva a y hay que cuidarse de todos. Jugamos el partido que la gente quiere ver”, dijo Candelario al finalizar el compromiso, de acuerdo con prensa de Zulia.

Tras tres buenos primeros episodios de buen pitcheo por parte de ambos abridores, Zulia picó adelante en el marcador y lo hizo en la baja del cuarto con un sencillo de Jairo Pérez, que trajo la única carrera del encuentro, en las piernas de Yosmany Guerra.

“Pude ayudar al equipo en ese momento, aunque he estado inactivo buena parte de este año (por lesiones), pude empujar la carrera que nos dio el triunfo. Tremendo partido, la defensa estuvo especial y (Alexi) Candelario. Todos hicieron un gran trabajo, esperamos seguir jugando así para llegar a la final, que esa es la meta”, mencionó Pérez.

“Estoy contento con el trabajo de todo el equipo. Ahora vamos con todo para la semifinal (contra Cardenales de Lara, en Barquisimeto)”, sólo hay que seguir así”, agregó el camarero Guerra.

Caribes tuvo hombres en posición anotadora desde el quinto hasta el noveno episodio. Sólo en la octava y novena entrada tuvieron oportunidad clara de empatar, incluso irse arriba, al tener jugadores en la esquina caliente. No obstante, el batazo nunca llegó.

Arcenio Léon cerró el desafío al retirar a Niuman Romero mediante roletazo a sus manos, con dos corredores en circulación.

“Fue un juego difícil, pegado sabía que podía entrar a lanzar al juego con una carrera de diferencia y gracias a Dios se dieron las cosas. En el turno de Niuman, lo trabajamos con pitcheos adentro”, acotó León.

Antes del inicio de la serie, la ofensiva de Caribes lucía enorme, pero no pudo pisar el plato en tres partidos.

“Bueno eso habla bien del pitcheo de todos, tanto abridores como relevista, además de la manera de cómo el staff técnico lo ha manejado”, apuntó Candelario.

“Así son los playoffs. Hay que jugar bien, hacer el trabajo tanto el pitcheo como la defensa y la ofensiva”, finalizó Guerra.

Categoria:

Dejanos un comentario