¿Por qué se celebra el ‘boxing day’?

Cada 26 de diciembre

¿Por qué se celebra el ‘boxing day’?

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Otra de las tradiciones del Boxing Day es el fútbol. Foto: Archivo
Agencia

Los lingüistas les llaman "falsos amigos". Son aquellas palabras o frases de una lengua que en otra distinta significan algo muy diferente de lo que parece. Quizás uno de los ejemplos más clamorosos es la palabra italiana "burro", que en castellano significa mantequilla. De la misma manera que el Boxing Day de los británicos y otros países de habla inglesa no tiene nada que ver con el boxeo: es la expresión con la que se conoce la festividad del día después de Navidad, el 26 de diciembre, día de San Esteban, que en España solo se celebra en Catalunya y Baleares.

El Boxing Day navideño viene de la palabra box, que entre otras acepciones significa caja. Boxing en el sentido de boxear también viene de la palabra box, pero en su significado de "golpear con el puño", una palabra de origen poco claro.

Aunque el concepto de caja o recipiente está en la base del nombre que se le da a la festividad del 26 de diciembre, no está tan claro el por qué recibió ese nombre. Hay varias versiones sobre su origen.

Una de esas versiones sostiene que procede de una tradición que se remonta al siglo XVI, en la época de las grandes exploraciones marítimas. Antes de zarpar, un cura subía a bordo de cada barco una caja de madera en la que los marineros echaban dinero a modo de ofrenda con la esperanza de poder así volver a casa sanos y salvos. La caja se sellaba al salir de puerto y se mantenía a bordo durante todo el viaje. Si la nave lograba volver a casa, se entregaba la caja al cura a cambio de que celebrara una misa de acción de gracias. El primer día después de la Navidad, el cura podía abrir la caja y repartir el dinero entre los pobres.

Hay otras variantes de esa misma versión, como la costumbre de las parroquias de recaudar dinero en una caja el día de Navidad y repartirlo al día siguiente entre los pobres.

Otras versiones dejan más de lado la religión y se acercan más a la caridad social. Según una de estas interpretaciones, el nombre de Boxing Day tiene su origen en las cajas con regalos que los patrones entregaban a los empleados más pobres como compensación por haber tenido que trabajar el día de Navidad. Al día siguiente, pertrechados con sus cajas, viajaban a visitar a sus familias. O simplemente como el equivalente victoriano a lo que ahora llamaríamos bonus.

Una versión diferente sostiene que en realidad el nombre viene de las cajas que utilizaban las familias ricas para entregar a los pobres las sobras de comida de los fastos del día de Navidad. Una tradición que enlazaría de alguna manera con la vieja costumbre catalana de comer canelones el día de San Esteban: tradicionalmente, esos canelones se cocinaban con las sobras de la "escudella i carn d'olla" de Navidad, lo más parecido a un cocido que existe en la cocina catalana.

País apegado como pocos a sus costumbres, los británicos tienen varias tradiciones en el Boxing Day. Una de ellas es la caza del zorro. Las cacerías del Boxing Day son especialmente populares desde que en 2006 el Gobierno laborista prohibiera la caza del zorro con lebreles, una modalidad considerada especialmente cruel no sólo por lo que sufre el animal intentando huir de los lebreles sino porque a menudo estos acaban matando a mordiscos al zorro cuando lo tienen acorralado. Más de 300.000 cazadores y simpatizantes se reúnen en las cacerías del Boxing Day.

Otra de las tradiciones del Boxing Day es el fútbol. El fútbol en Boxing Day tiene algo especial. Hay tradiciones más locales, como la de darse un chapuzón en las frías aguas del Mar del Norte en Sunderland y en Cromer.

Pero, sobre todo en los últimos años, el Boxing Day se ha acabado convirtiendo en el pistoletazo de salida para las rebajas de invierno. La avalancha de compradores es especialmente intensa en el centro de Londres. Oxford Street estaba literalmente abarrotada desde que grandes almacenes como Selfridges abren sus puertas a las 11 de la mañana. Y eso a pesar de que un a huelga de los conductores de metro convirtió en una pequeña aventura el viaje hasta el centro en autobús.

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.