¿Por qué Leopoldo López?

Análisis

¿Por qué Leopoldo López?

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto Archivo
Yvke Mundial/Ciudad Caracas

Presuntamente fichado por agentes de la CIA mientras cursaba sus estudios de Economía en Estados Unidos, Leopoldo López, condenado a más de 13 años de prisión por las protestas violentas de febrero de 2014, ha recibido recursos de al menos dos fachadas de este organismo de inteligencia del gobierno estadounidense para sus aspiraciones políticas partidistas y actividades desestabilizadoras para derrocar el gobierno revolucionario.

De la Fundación Interamericana o la Inter-American Foundation (IAF) –se conoce públicamente– López recibió los primeros financiamientos para que Primero Justicia dejara de ser una asociación civil y pasara a ser partido político.

Según un memorándum al que tuvo acceso el equipo de investigación de Noticias24, la Asociación Civil Primero Justicia había recibido en 1998 por parte de la Inter-American Foundation 115 mil dólares y por parte de Petróleos de Venezuela 60 millones de bolívares.

La adjudicación de estos recursos por parte de PDVSA a Primero Justicia generó un conflicto de intereses debido a que la madre de López, Antonieta Mendoza, ocupaba en ese momento la Gerencia de Asuntos Públicos de la División Servicios de la estatal venezolana y era miembro de la Junta Directiva.

La IAF es un programa de “asistencia” que recibe fondos del Congreso de Estados Unidos. Entre 1972 y 2006, en Venezuela recibieron 15 millones 599 mil dólares de ese fondo.

En una entrevista publicada por el portal de la Inter-American Foundation, su presidente fundador, Bill Dyal, explicó que la idea de esta fundación era ayudar a las personas a ayudarse a sí mismas.

“Invertir en las personas. Escuchar sus necesidades y sus planes para resolver sus problemas”, dijo Dyal es la función original.

La IAF está conformada por exvoluntarios y empleados del Cuerpo de Paz de Estados Unidos, una agencia federal independiente creada en los sesenta por el expresidente John Kennedy.

Cuenta Wikipedia que Kennedy estaba preocupado “por la creciente cantidad de sentimiento revolucionario en el tercer mundo y vio en el Cuerpo de Paz un medio para contrarrestar el concepto del llamado “Ugly American” y del “Imperialismo Yanqui”, especialmente en África y Asia.

Pero esta organización no ha estado exenta de críticas. En Bolivia filmaron en 1969 la película Sangre de Cóndor, donde se denunciaba a los voluntarios del Cuerpo de Paz en este país por las presuntas prácticas de esterilización clandestina y en contra de su voluntad a mujeres de una comunidad indígena.

El largometraje contribuyó a la expulsión de los voluntarios del Cuerpo de Paz de ese país en 1971.
En Colombia se señaló a los Cuerpos de Paz de enseñar a los campesinos la fabricación de la cocaína y de involucrarse en el tráfico de marihuana.

EXVOLUNTARIOS DE PAZ EN LA IAF
El actual presidente de la IAF, Robert N. Kaplan, fue voluntario del Cuerpo de Paz en Paraguay. De su hoja de vida se conoce además que sirvió para el Banco Mundial en proyectos de educación y medio ambiente.

Los seis presidentes que lo precedieron también tuvieron vínculos con el Cuerpo de Paz, además de ocupar cargos de embajadores.

Larry Palmer, quien presidió la IAF entre 2005 y 2010, fue voluntario del Cuerpo de Paz en Liberia entre 1971 y 1973 y fue embajador de Estados Unidos en Honduras de 2002 a 2005 y en Antigua y Barbuda, Barbados, Dominica, Granada, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas entre 2012 y 2015.

El 28 de junio de 2010, el presidente Barack Obama lo había nombrado embajador de Estados Unidos en Venezuela, no obstante, el presidente Hugo Chávez rechazó su nominación por hablar en contra de nuestro país.

Palmer había declarado en el Senado de Estados Unidos que el Ejército venezolano tenía la moral baja y que los miembros del gobierno de Chávez tenían vínculos con la guerrilla de las FARC. Desde ese entonces ninguno de los dos países tiene embajadores.

Entre los años 2000 y 2005 la IAF estuvo encabezada por David Valenzuela, después de una larga carrera de veinte años en esta organización. En 1990 tomó una licencia de cinco años para restablecer y dirigir el Cuerpo de Paz en Chile tras el regreso del país a la democracia.

De nacionalidad estadounidense, aunque nació y se crió en Chile, Valenzuela fue, desde 1976 hasta 1979, representante regional andino para los Servicios Mundiales de la Iglesia, con sede en Perú; de 1971 a 1976, el subdirector del Cuerpo de Paz para El Salvador; y, de 1968 a 1971, funcionario de programas de América Latina para el Secretariado Internacional para el Servicio Voluntario, con sede en Ginebra.

Durante su administración financió dos proyectos de apoyo a organizaciones de emigrantes para “que sean más eficaces en su intento por mejorar la suerte de los que se quedaron en sus países”.

Antes de Valenzuela, entre 1994 y 1999, George Evans, quien se desempeñó como director del Cuerpo de Paz en Costa Rica, ocupó la titularidad de la IAF.

En su administración adoptó un plan para ofrecer asistencias a las comunidades y organizaciones de la sociedad civil en Centroamérica y el Caribe afectadas por desastres naturales.

Evans se centró en donaciones que enfatizaran la importancia de la cooperación multisectorial, involucrando ONG, organizaciones comunitarias, gobiernos locales y empresas para implementar proyectos de reconstrucción.

SOBRE LA REDEAMÉRICA
Entre los años 1990 y 1994 William Perrin, exdirector del Cuerpo de Paz para Belice y extitular regional de esta agencia para África, ocupó la Presidencia de la IAF.

Durante su administración, estableció una asociación por ocho años entre la Inter-American Foundation y PDVSA para financiar conjuntamente iniciativas de desarrollo de base.

Con este acuerdo, Leopoldo López recibe su primer financiamiento que le permite transformar a la asociación civil Primero Justicia en partido político.

El acuerdo suscrito con Petróleos de Venezuela, según una nota publicada en el sitio web de la IAF, desembocó en la creación de la RedEAmérica, descrita como “una red de fundaciones empresariales y empresas dedicadas al desarrollo de base”.

En este momento, según el portal web de la IAF, no existen donaciones activas por parte de esta agencia en Venezuela. No obstante, a la fecha, RedEAmérica mantiene su presencia en el país a través de entrega de recursos a la Fundación Empresas Polar y la Fundación Smurfit Cartón de Venezuela.

En la Junta Directiva de RedEAmérica, por Venezuela, se encuentra Evelyn Pimentel, abogada y trabajadora de Polar.

“Al lado de la NED, la USAID y Freedom House, la IAF es una de las dependencias del Departamento de Estado que mantienen oficinas en distintos países, notablemente en Venezuela donde financió organizaciones involucradas en planes de golpe de Estado y de magnicidio”, denunció el periodista canadiense Jean Guy Allard.

INTERNATIONAL REPUBLICAN INSTITUTE
Del Instituto Republicano Internacional o International Republican Institute (IRI), según documentos desclasificados por la abogada Eva Golinger, Primero Justicia, inscrito ya como partido en el Consejo Nacional Electoral (CNE), recibió recursos para accionar como un movimiento político opositor al gobierno revolucionario.

En el primer financiamiento al partido en el que militó López como uno de sus fundadores, se encontraba al frente del Programa Latinoamericano de esta fachada de la CIA Georges Fauriol, según describe Golinger: “antiguo colega de Otto Reich y antichavista acérrimo, asesor de Bush”.

Golinger señala que el IRI seleccionó al recién creado partido Primero Justicia como su principal contrapartida en Venezuela y comenzó a moldearlo y formarlo para transformarlo en uno de los movimientos más abiertamente opuestos al gobierno de Chávez.

“Aprovechando la falta de dirección y popularidad de los partidos tradicionales en Venezuela, Primero Justicia logró ganar posiciones políticas claves en las elecciones regionales del 2000, que incluían cinco escaños en la Asamblea Nacional por el estado Miranda, veintitrés escaños en el Concejo Municipal” del mismo estado y tres alcaldes, en los municipios más ricos del país: Chacao, Leopoldo López; Baruta, Henrique Capriles y Diego Bautista Urbaneja (Lechería), estado Anzoátegui, Gustavo Marcano.

En el ejercicio fiscal 2001, el IRI recibió un donativo de 340 mil dólares por parte de la Fundación Nacional para la Democracia o National Endowment for Democracy para su trabajo en Venezuela. El año anterior recibió sólo 50 mil.

Estos recursos, revela Golinger en Código Chávez, se usaron para “entrenar a las ramas nacionales y locales de los partidos existentes y recién creados en tópicos como estructura del partido, gerencia y organización, comunicaciones internas y externas del partido y creación de una coalición”.

El IRI no se había interesado tanto en Venezuela hasta la llegada del gobierno revolucionario. El 12 de abril de 2002, tras el golpe de Estado contra Chávez, el entonces presidente de esta institución, George Folsom, emitió una declaración pública que elogiaba al pueblo venezolano por la “defensa a la democracia de su país”.

También dijo que esta organización seguiría trabajando a largo plazo con los partidos políticos y sus socios de la sociedad civil para ayudarlos “en la reconstrucción del deteriorado sistema político en Venezuela y en la restauración de la democracia elegida en el país”.

El periodista canadiense Jean Guy-Allard reveló que a partir de 2002 López comenzó a realizar viajes frecuentes a Washington para visitar la sede de la International Republican Institute y a encuentros con funcionarios del gobierno de George W. Bush.

Desde esa institución se ha dado soporte a López para la creación de su partido Voluntad Popular y para actividades desestabilizadoras en el país como las “guarimbas”. La movilización y penetración hacia las zonas populares realizadas por López fue posible por los aportes considerables recibidos del IRI.

Esta organización, que tiene su sede en Washington y su presidente es el excandidato republicano John McCain, ha sido criticada por intervencionismo y algunos gobiernos como el de Cuba la han acusado de estar detrás de los golpes de Estado de Haití, contra Jean Bertrand Aristide, y Honduras, recibe financiamiento de la NED y la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos.

El IRI se encuentra en 70 países. Arrancó en Bolivia, cayendo el gobierno en mayo de 1984; en Colombia, previo a la implementación del Plan Colombia; Granada, luego de la invasión estadounidense; Guatemala, durante el periodo de las masacres y Portugal.

Un oligarca formado en Estados Unidos

En 1989, año de la explosión social conocida como el Caracazo, a los 18 años de edad, Leopoldo López es enviado por su familia a estudiar en Estados Unidos.

Con su título de bachiller, otorgado por el exclusivo colegio Santiago de León de Caracas, López complementó sus estudios de secundaria en la Escuela Hun de Princeton, en Nueva Jersey, donde señala en su hoja de vida se inicia en la actividad política como candidato a presidente del alumnado.

Cuenta Wikipedia que a pesar de que López había llegado a esa escuela de Caracas unos meses antes, pudo liderar y ganar esa elección.

Un compañero de estudios lo describió como “muy bueno en hacer que la gente del equipo de natación se concentre” y agregó: “estoy seguro de que estas cualidades le ayudarán a sacar a Venezuela del tercer mundo algún día”.

Tras culminar la secundaria, López comienza sus estudios universitarios de Economía en el exclusivo Kenyon College, ubicado en Gambier, Ohio, una de las 48 mejores instituciones de educación superior privadas de Estados Unidos.

Según su biografía, López señala que durante ese tiempo se formó en él un interés por la justicia social y los derechos individuales, lo cual lo llevó a creer en el poder de la protesta como mecanismo para reclamar respeto hacia los mismos.

En el Kenyon College, López fue uno de los fundadores de Estudiantes Activistas Ayudando a la Tierra a Sobrevivir.

El costo promedio anual para un estudiante, según el portal de esta institución, es de aproximadamente 63 mil 330 dólares; total que incluye, entre otros servicios, la matrícula y los gastos de residencia.

FAMILIA OLIGARCA
López proviene de una familia rica en recursos y poder. Su madre Antonieta Mendoza de López ocupó la gerencia de Asuntos Públicos de la División Servicios de PDVSA e integró la junta directiva.

Por la entrega de recursos a la asociación civil Primero Justicia, Antonieta fue imputada por el Ministerio Público en 2013.

Asimismo, es hija de Eduardo Mendoza Goiticoa, quien fuera ministro de Agricultura del gobierno de Rómulo Betancourt, y sobrina de Eugenio Mendoza Goiticoa, según Wikipedia, el hombre más rico del país en esa época.

Eugenio fue ministro de Fomento durante el mandato del gobierno del general Medina Angarita y de la Junta Militar de 1958.

Además, el tío abuelo de Antonieta fue Rafael Ernesto López Ortega, ministro de Educación durante la presidencia del general Eleazar López Contreras.

LA CIA EN LA CARRERA
El periodista canadiense Jean Guy-Allard publicó en 2014 un artículo que devela que en el instituto educativo Kenyon College la CIA, con apoyo de los profesores, identifica a los estudiantes que pudieran sumarse a la agencia.

En el texto, Guy Allard toma como ejemplo el caso del poeta estadounidense John Crowe Ransom, quien fue captado por la agencia en los años de la Guerra Fría cuando enseñaba en el Kenyon College, y el del número dos de la agencia, Michael Morrel, quien tras jubilarse escogió pronunciar ahí su primera conferencia de oficial retirado: “La Importancia de la Inteligencia para la Seguridad Nacional”.

Al culminar en 1993 sus estudios de pregrado en Economía, López realiza una maestría de Políticas Públicas en la Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard, Cambridge, Massachusetts, becado por la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho, presidida en ese momento por su padre, Leopoldo López Gil.

Según Guy-Allard, la Kennedy School es otro terreno donde hay agentes de la CIA “cazando”.

El general David Petraeus, exjefe de la CIA y hombre de confianza de Barack Obama en materia de inteligencia frecuentaba esa institución, pronunciaba conferencias y participaba con frecuencia en debates donde se enfrentaba con otros altos oficiales de la cúpula militar.

Al retirarse de la agencia, Petraeus consiguió rápidamente trabajo de profesor en la Kennedy.

Hay otros casos que señala Guy-Allard: el presidente de Nuevas Generaciones del Partido Popular español, el diputado Pablo Casado, sirvió de enlace de la CIA para instruir a su subalterno Ángel Carromero de su misión contrarrevolucionaria en Cuba.
Misión que terminó con la muerte del “disidente” cubano Paya al cual había entregado una fuerte suma de dinero.

DE VUELTA A VENEZUELA
Leopoldo López regresó a Venezuela en 1996 y comenzó a trabajar en la oficina del economista exjefe de PDVSA José Toro Hardy, uno de los promotores de la desnacionalización petrolera. Mientras tanto se integra a Primero Justicia.

Como candidato de este partido, compite en las elecciones para la Alcaldía de Chacao en el 2000, resultando elegido con 51% de los votos. Es reelegido con 80% para el periodo 2004-2008.

Deja Primero Justicia y pasa a Un Nuevo Tiempo. Molesto por no poder liderar, López crea su propio partido: Voluntad Popular.

Debido a serias irregularidades administrativas encontradas durante su gestión en la Alcaldía de Chacao y por el donativo irregular de PDVSA, la Contraloría dictó una medida de sanción en su contra, inhabilitándolo a optar a cualquier cargo público hasta el año 2017.

Su proyecto de ser candidato presidencial fue aplazado.

López apeló la decisión de la Contraloría ante la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y esta última concluyó que debían ser restituidos sus derechos políticos, pero el 10 de septiembre de 2015 la justicia venezolana declaró a López culpable de incitación pública a la violencia a través de mensajes subliminales y lo condenó a casi 14 años de prisión.

FAMILIA INHABILITADA
Papá, mamá e hijo López Mendoza han sido objeto de reparos y sanciones administrativas.

Es conocido el proceso sancionatorio que incluyó la inhabilitación política contra López y su madre por la donación de 60 millones de PDVSA a Primero Justicia, pero poco se sabe de la medida de control fiscal contra Leopoldo López Gil por una transacción con bonos de la deuda pública cuando ocupaba la Presidencia de Fundayacucho.

En septiembre de 1994 la Fundación recibió una oferta de venta de bonos de la deuda pública venezolana de parte de un corredor de bolsa. El caso es que el monto a pagar era 474 millones de bolívares y López Gil y otro funcionario ordenaron pagar 488 millones.

El pago lo hizo el Banco Mercantil contra los recursos de un fideicomiso de Fundayacucho. Luego el padre de Leopoldo argumentó que no sabía por qué había pasado y le echó la culpa al banco.

Sin embargo la Contraloría aplicó la sanción en noviembre de 1998 y logró que el TSJ rechazara un recurso de nulidad presentado por los sancionados, con lo que el reparo quedó firme.

EMMA GRAND 

Etiquetas:

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.