¡Sin pena ni gloria! Ramos Allup, el inefable bufón entrega la AN

Lo cotidiano en la derecha

¡Sin pena ni gloria! Ramos Allup, el inefable bufón entrega la AN

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: YVKE Mundial
YVKE Mundial/ Ramdi Diaz

Apenas instalada la Asamblea Nacional adeco-burguesa el 5 de enero del 2016, los insultos y las amenazas del presidente del parlamento, Henry Ramos Allup, se convirtieron en una de las características de la cotidianidad política. 

Durante un año de gestión, el veterano dirigente contrarrevolucionario no dejó pasar ni un día sin escarnecer a algún alto funcionario o a algún sector del pueblo, además de repartir promesas por doquier que se tornaron en palabras llevadas por el viento.

Suficiente tiempo tuvo Allup y su militancia para demostrarle al pueblo “el cambio prometido” o incluso trabajar en función de la realidad venezolana y en favor de la solución de los problemas, no obstante prefirieron llenar sus discursos y acciones de sabotaje.

Todas sus expresiones no fueron más que fanfarronerías, y la mejor muestra de ello fue su vaticinio de que en seis meses lograrían expulsar al presidente Maduro de su cargo, y un año después, el Jefe de Estado continúa trabajando hombro a hombro con el pueblo revolucionario, que ahora más que nunca ha demostrado su apoyo incondicional a las políticas implementadas, para superar las dificultades económicas impulsadas por la derecha nacional e internacional.

Durante su discurso de proclamación, el dirigente de AD calificó de “estupidez” al sistema de medios públicos del Estado venezolano, anticipó "fuertes cambios" en el canal de la Asamblea Nacional, ANTV y dijo que “difícilmente” el gobierno podrá llegar a las próximas elecciones presidenciales.

“¡Y que el gobierno se prepare, porque ahora las cosas cambiaron de verdad verdad! Y no podrán seguir haciendo las cosas como les dio la gana hasta ahora, en 17 años. ¡Eso se acabó! Empiecen su conteo regresivo. Esto lo digo yo, responsablemente, sin comprometer a nadie. Yo creo que el gobierno está en un proceso de franca dilución, se está derritiendo y yo creo que difícilmente llegue a su conclusión natural, que es la celebración de las próximas elecciones“, dijo de forma amenazante.

Sin embargo, sus amenazas cayeron como su mandato dentro del Palacio Legislativo.  

Tras intentar por varias vías inconstitucionales abolir el Gobierno Revolucionario con referéndum revocatorio, Golpe de Estado Parlamentario e intentos de aplicación de la Carta Democrática con la ayuda de Luis Almagro (agente de Estados Unidos), llega el 5 de enero de 2017 sin cumplir la ferviente promesa hecha a sus militantes.

Asimismo, aseguró que la AN no concedería leyes habilitantes al Presidente de la República, “el Parlamento será autónomo, ningún diputado se le regañará, todos los medios de comunicación -incluyendo los golpistas- asistirán a las sesiones y los asambleístas ejercerán su derecho de palabra libremente”.

Aun así, Allup arremetió contra el Sistema Radio Mundial al afirmar que no tendrá acceso a las sesiones ordinarias del Parlamento y, por tanto, a las informaciones que se generen desde el Poder Legislativo.

“¿Cuántas emisoras tiene YVKE Mundial? Aquí (en el Parlamento) no van a meter un representante por cada emisora de YVKE Mundial para que se cojan esto otra vez (…) como a ustedes les gusta tanto las cadenas, el Sistema Nacional de Medios Públicos debe acreditar a una persona y todos ustedes se encadenan”, advirtió el secretario general de AD.

Por otra parte, aseguró en declaraciones a YVKE Mundial que medios alternativos y comunitarios no tendrán acceso a la AN. “Aquí (al Parlamento) no van a traer sopotocientos medios comunitarios 'imaginarios y ficticios', a mi no me van a engañar (…) se tendrán que encadenar con ustedes (YVKE Mundial)”, agregó.

De igual manera, cabe destacar, que durante el año 2016 la gestión de la AN, cuya mayoría está en manos del sector opositor, se caracterizó por tres premisas fundamentales: el permanente desacato ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), la constante violación al Reglamento Interior y de Debate y la insistente falta de quórum, lo que ocasionó la suspensión de 37 sesiones del máximo órgano legislativo, hecho nunca antes visto en ningún período de la historia del Poder Legislativo venezolano.

Este accionar motivó que los integrantes del Bloque Parlamentario de la Patria aseguraran a lo largo del todo el año 2016 que dicha actitud “es una muestra más de la irresponsabilidad” de la derecha venezolana, que permanece “de espaldas al país”.

Asimismo, desde el Parlamento, Allup y sus diputados intentaron en varias oportunidades dejar sin efecto los estados de excepción y emergencia económicas dictadas por el Presidente Nicolás Maduro para favorecer al pueblo venezolano. 

El Poder legislativo de manera ilegal intentó sustituir a varios magistrados del TSJ y a las rectoras del CNE.

Todas las leyes que trataron de promover, que por cierto ni una fue en positivo para los venezolanos, fracasaron, como por ejemplo, la nueva Ley de Telecomunicaciones y la Ley de Estafa Inmobiliaria.

A mediados de año y a destiempo, el Presidente de la AN junto a diputados opositores se propusieron promover un Referéndum Revocatorio contra el Presidente Maduro que no se llevó acabó por incurrir en una estafa electoral al presentar firmas falsas.

Es necesario resaltar que el accionar del ente legislativo durante un año de gestión, pone al descubierto la desunión interna de la MUD que seguramente prevalecerá durante este 2017 con su nueva directiva, ilegalmente proclamada.

Categoria:

Dejanos un comentario