Sucesos

AN escuchará a víctima de pederasta fichado por el FBI

Abogados de la víctima solicitaron una audiencia para denunciar el retardo procesal que ha sufrido durante ocho años de juicio

En la Asamblea Nacional (AN) hay disposición para escuchar a una víctima de William James Vahey, el pederasta estadounidense que trabajó en la Escuela Campo Alegre, Caracas, entre los años 2002 y 2009, periodo en el cual abusó de 30 estudiantes de esa institución..

De esas 30 víctimas, sólo una demandó por daño moral a la Escuela Campo Alegre, demanda civil que lleva ocho años en curso sin una sentencia definitiva, de acuerdo a lo expresado por Javier Pipkin y Eddy Méndez Naranjo, abogados.

Pipkin y Méndez se dirigieron a la Asamblea Nacional para solicitar una audiencia y que la víctima pueda denunciar el retardo procesal que ha sufrido durante ocho años de juicio.

“La diputada fue muy receptiva con nosotros y se sensibilizó con el tema”, expresó Méndez, quien apuntó que Villegas prometió gestionar un derecho de la palabra para que la víctima hable ante la Comisión Permanente.

El escándalo

El juicio por daño moral comenzó en el año 2014 por los tribunales de Lopnna de Caracas donde las jueces no encontraron delito alguno en la demandada, es decir la Escuela Campo Alegre, institución empleadora de William James Vahey.

En razón de ello, la víctima acudió a la Sala Social del Tribunal Supremo de Justicia donde denunció las irregularidades cometidas por los tribunales de Lopnna. En el trayecto del juicio, la Defensoría del Pueblo solicitó adherirse, planteamiento aprobado por la Sala Social.

En julio pasado, los magistrados concluyeron la fase de sustanciación y entraron en la fase final para lo cual convocaron una audiencia que se celebraría el pasado 28 de Julio. Pero, 16 horas antes de ese evento, desde el máximo tribunal le informaron a los abogados que la audiencia se había suspendido.

Todos los abusos cometidos por William James Vahey se descubrieron en el año 2014 cuando ya esta persona residía en Managua, Nicaragua. Para esa fecha, una doméstica encontró un pendrive en la residencia de Vahey, el cual contenía múltiples fotografías de estudiantes entre 9 y 12 años desnudos y drogados. La doméstica le entregó ese pendrive a la directora del colegio nicaragüense donde Vahey daba clases.

Ya con el material en sus manos, la directora encaró a Vahey, quien le confesó que efectivamente cometía abusos contra estudiantes desde el año 1972 a las 10 escuelas donde dio clases, asentadas en cuatro continentes; una de ellas la Escuela Campo Alegre. El sujeto planeaba viajes al interior y exterior. Y en las noches, repartía en las habitaciones leche y galletas rellenas de una crema mezclada con somníferos. Al drogarlos, abusaba de ellos y tomaba fotos que fue atesorando en su pendrive, según el expediente.

La directora de ese colegio nicaragüense expulsó a Vahey y entregó el pendrive al FBI, cuya oficina queda en la embajada de Estados Unidos de ese país centroamericano.

A partir de allí, el FBI publicó una ficha catalogando a Vahey como “el pederasta infantil más prolífico de  la historia”. A los pocos días de difundir ese afiche, el FBI convocó a una reunión de padres y representantes en la embajada de Estados Unidos, sede Valle Arriba, municipio Baruta, estado Miranda. Esa reunión se realizó el 9 de mayo de 2014, día en que el FBI le informó a los asistentes que en el pendrive de Vahey había 90 fotografías de niños abusados: 30 de la Escuela Campo Alegre y 60 de otra escuela similar de Londres.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button