Sin categoría

Alcalde de Londres está orgullo por acuerdo con Venezuela

La declaración del Alcalde Ken Livingstone se produjo en uno de los foros con motivo de la Convención del Partido Laborista, en la costera ciudad de Bournemouth a casa llena, donde compartió panel con miembros del Parlamento, la presidenta de la Federación Británica de Estudiantes, y el Director del Despacho del Canciller venezolano

Con una nutrida participación, se llevó a cabo un encuentro en la ciudad de Bournemouth, en la costa sur de Inglaterra, denominado “Venezuela: Democracia y Progreso Social” (Democracy and Social Progress), como parte de las reuniones paralelas programadas a propósito de la Convención del Partido Laborista del Reino Unido.

La Convención revistió gran importancia por tratarse de la primera alocución de Gordon Brown, como Primer Ministro, y por coincidir con un fuerte ambiente electoral, cuya oportunidad fue aprovechada para la realización de foros y reuniones sobre temas que el Partido Laborista estima fundamentales de la agenda política internacional.

A casa llena, el foro relacionado con el proceso político venezolano, estuvo presidido por Graham Goddard, Sub secretario General de la Sección Unite-Amicus, uno de los más importantes sindicatos del país, y un panel constituido por el Alcalde Mayor de la ciudad de Londres, Ken Livingstone; el legendario activista político Tony Benn; Colin Burgon, presidente del grupo de parlamentarios británicos amigos de Venezuela; Gemma Tumelty, presidenta de la Federación Británica de Estudiantes; Julia Buxton, académica y profunda conocedora del proceso político de Venezuela y América Latina, y Temir Porras, Director General del Despacho del Ministro del Poder Popular para las Relaciones Exteriores. Participaron también los responsables del “Venezuelan Information Centre”, organización de apoyo al proceso venezolano con sede en Londres.

El partido Laborista convino dedicar una de las mesas de trabajo de su Convención a Venezuela como fenómeno político, según explicaron sus dirigentes, por tratarse de un tema que ha sido intensamente debatido por la sociedad británica en los últimos años.

En la Punshon Methodist Church, correspondió al Alcalde Mayor de la Ciudad de Londres, Ken Livingstone, explicar el alcance del acuerdo con Venezuela mediante el cual se subsidia parte del costo del transporte público a 30.000 londinenses de bajos recursos, mediante envíos de combustible venezolano a precio preferencial que tiene como contrapartida la aplicación de la exitosa experticia de la Autoridad de la Gran Londres en diferentes ámbitos.

“Me siento orgulloso del acuerdo con Venezuela”, dijo el Alcalde Livingstone durante su intervención al celebrar que el presidente Chávez procure soluciones a través de una cooperación que tiene la inclusión social como centro. Manifestó su complacencia por poner al servicio de la revolución venezolana toda esa exitosa experticia y seguidamente afirmó: “Desde la revolución cubana, nada había sido tan inspirador como el presidente Chávez”.

Arremetió contra la descalificación que hace el conservador Boris Johnson del presidente Chávez, recordando que el mandatario venezolano ha ganado 11 elecciones consecutivas, “es decir –apuntó- más elecciones que cualquier político británico en el periodo de la posguerra”. Ironizó con el hecho de que “ningún periódico haya denunciado, en el pasado, que Venezuela le regalaba su petróleo a Estados Unidos y hoy, sin embargo, critican un acuerdo que beneficia a una población económicamente en desventaja”.

Reforma Constitucional

Al Director General del Despacho del Canciller venezolano, Temir Porras, tocó explicar los alcances de la reforma constitucional propuesta por el presidente Chávez. En ese sentido, expuso que la reforma apunta hacia más y mayor democracia y que, de aprobarse como se estima, se profundizará el poder popular con la transferencia de poder al pueblo organizado, que contará con capacidad administrativa y presupuestaria.

Porras profundizó en la importancia de la propuesta que promueve la reducción de la jornada laboral a seis horas diarias, como un derecho que aspira a devolverle a la gente tiempo de su propia vida.

Aprovechó la oportunidad de convocar el apoyo internacional al esfuerzo del presidente Chávez como mediador de buena fe en procura de un acuerdo humanitario entre el gobierno colombiano y las FARC, que permita la liberación de un importante número de personas en poder de esta organización y pueda, al mismo tiempo, servir de base para avanzar hacia un eventual acuerdo de paz para superar el conflicto de Colombia.

La inclusión de la mujer y la amenaza neoliberal

Gemma Tumelty, presidenta de la Federación Británica de Estudiantes, compartió con la audiencia la experiencia adquirida durante su visita a Venezuela, y destacó la inclusión masiva de la mujer desde muchos puntos de vista, incluyendo el campo económico y financiero, donde llamó la atención por el positivo impacto de la creación del Banco de la Mujer.

Por su parte, Colin Burgon, del grupo de parlamentarios amigos de Venezuela, centró su exposición en la importancia que tiene la revolución venezolana y los avances progresistas en América Latina en términos políticos para hacer frente a la amenaza neoliberal. “Lo que vemos en América Latina es el desafío contra el neoliberalismo… mientras que la izquierda en Europa pareciera de capa caída porque la derecha le expropió un discurso que le es natural como es la defensa de los derechos humanos, la democracia y la libertad”.

“En Venezuela –añadió- la gente habla de política, discute la constitución, algo que nosotros no podemos hacer porque ni siquiera tenemos una constitución escrita”.

Defender el proceso venezolano

En una interesante intervención, la profesora Julia Buxton, experta en asuntos de América Latina, abordó algunas de las diferentes razones por las cuales es necesario defender el proceso venezolano.

“Lo que ha estado ocurriendo en Venezuela consolida la transformación radical mediante la profundización de los cambios, y el gobierno británico debía prestarle mayor atención a Venezuela. Hasta el Banco Mundial ha reconocido los avances y los enormes logros de la misiones sociales que han provocado en poco tiempo cambios radicales”, dijo la académica al explicar que “ocho años de gobierno es poco tiempo para todos los logros alcanzados tomando en cuenta la situación previa y la historia venezolana de las décadas anteriores”.

Apuntó que la intensidad de la participación a través de organizaciones de base que definen sus propias necesidades y prioridades perfila un tipo de democracia que es muy diferente. Desde el punto de vista económico enfrentó a quienes plantean que si bien es cierto que el gasto público ha aumentado, con él ha aumentado la inversión social sin incurrir en endeudamientos importantes, pues los ingresos del país también han crecido con el gobierno del presidente Chávez.

En cuanto a la propuesta de reforma constitucional, destacó que se conserva un elemento que –a su juicio- prefigura el espíritu democrático de la misma: el referéndum revocatorio. Insistió en que el gobierno británico debería prestarle mayor atención “al ejemplo que se está dando desde América Latina”.

El acto concluyó con la intervención de Tony Benn, una figura legendaria del partido laborista quien hizo una reflexión crítica a la social democracia e invocó la cooperación internacional como un camino para producir socialismo, como se deja ver en el acuerdo Venezuela-Londres.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button