Sin categoría

Albania y Croacia se integran a la OTAN

Los dos países se incorporaron oficialmente como nuevos miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte para sumar 28 países adherentes al pacto de la mayor alianza militar del mundo.

A dos días de celebrarse la cumbre en la frontera franco-alemana que marcará el 60 aniversario de su creación, Albania y Croacia se suman a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

La expansión de la OTAN hacia el este, que ha sido continua desde el derrumbe del llamado bloque socialista, fue anunciada en forma paralela tanto en su cuartel general en Bruselas como en una ceremonia en Washington a la que asistieron los embajadores de los dos países de los balcanes. Ambos "han trabajado muy duro para cumplir con los estándares democráticos y militares", dijo el vocero del organismo europeo James Appathurai.

En tanto, Francia hizo saber que "no participará" en el comité de la OTAN sobre los planes nucleares cuando se reintegre al mando de la alianza atlántica, de acuerdo con declaraciones del presidente Nicolas Sarkozy. Con esta decisión, París no desea poner en tela de juicio la independencia de su propia fuerza de disuasión.

Francia nunca formó parte del grupo nuclear.

Unos 200 activistas opositores a la OTAN se manifestaron y enfrentaron con la policía en las afueras de Estrasburgo. Entre los manifestantes franceses también había holandeses, alemanes, italianos y españoles que se oponen a la celebración de la cumbre de la organización prevista para el viernes y sábado en Estrasburgo y Kehl.

Antecedentes de la OTAN

El 4 de abril de 1949, diez países europeos más Estados Unidos y Canadá se asociaron en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), supuestamente dirigida a garantizar colectivamente la seguridad frente a una hipotética agresión armada, pero cuya única y mal disimulada finalidad era enfrentar a la URSS, para impedir la consolidación y expansión de un sistema alternativo al capitalismo.

Cuando, a finales de la década de los ’80 y principios de los ‘90, el colapso de la Unión Soviética, puso fin al mundo bipolar, se pensaba que con ello terminaba también la guerra fría y, en consecuencia, se inauguraba una nueva etapa donde perderían su razón de ser los bloques militares y la carrera armamentista.

Sin embargo, el gobierno de los Estados Unidos intensificó su carrera armamentista e incrementó su política intervencionista a escala planetaria. Para ello decidió ampliar la OTAN y extender su presencia militar en todo el mundo, aumentando sus gastos militares para un despliegue bélico destinado a sustentar su estrategia de dominación.

La OTAN, ya convertida en el principal instrumento del expansionismo norteamericano, no dejó de incrementar su poderío militar, sus arsenales atómicos, sus bases y asentamientos militares en diversos países de los cinco continentes

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button