Variedades

12 maneras para ser más productivos en el trabajo

En esta época, cuando el tiempo es uno de los recursos más importantes de las empresas, es muy importante administrar correctamente las horas que pasamos en el trabajo.

Lo más interesante es que más horas en la oficina no son sinónimo de mayor productividad o de riqueza. Eso queda claro cuando vemos los datos sobre perspectivas laborales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que clasifica a los países por el número de horas trabajadas al año.

En el informe más reciente se analizan las 38 economías más industrializadas del planeta, y en 2016, los únicos tres países latinoamericanos que se incluyen en la lista están en el top 5 de los estados cuyos trabajadores laboran más horas al año. México ocupa el primer lugar con 2.255 horas per cápita, Costa Rica el segundo puesto con 2.212 y Chile la quinta posición con 1.974.

En el otro lado de la lista aparecen los países más desarrollados del planeta. En Alemania se trabajan menos horas (1.363), seguida por Dinamarca (1.410) y Noruega (1.424). Estos números nos pueden inducir a pensar que si reducimos las jornadas laborales vamos a ser más desarrollados, pero no caigamos en esa falsa idea. La productividad tiene que ver más con la cultura laboral y la forma en que se aprovecha el tiempo que con la cantidad de horas sentados frente a la computadora.

En primer lugar, este índice se realiza tomando en cuenta el PIB dividido entre todas las horas laborales del país, sin analizar que hay sectores más productivos que otros.

Héctor Martínez, Ph.D. en Comportamiento Organizacional y profesor de Incae Business School, considera que en Latinoamérica la mano de obra es barata y por eso no hay mucha preocupación

por la cantidad de horas en la organización. En cambio, en Europa la mano de obra es más cara y por eso se procura optimizar el tiempo.

“En Alemania hay patrones de comportamiento y normas muy estrictas, y se exige que el tiempo laboral se dedique totalmente al trabajo. En otras partes del mundo se opina diferente. Cuando el conocimiento, la innovación y la creatividad son importantes, la gente necesita un poco más de libertad”, explica el especialista.

 

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button